logo_black

Batllegroup.

lab

El color y el branding

El uso estratégico del color es esencial en el branding. Los colores despiertan emociones e influyen en cómo percibimos la personalidad de una marca.

“Cuando el ojo ve un color se excita inmediatamente, y ésta es su naturaleza, espontánea y de necesidad, producir otra en la que el color original comprende la escala cromática entera. Un único color excita, mediante una sensación específica, la tendencia a la universalidad. En esto reside la ley fundamental de toda armonía de los colores…”

Goethe

LA PSICOLOGÍA DEL COLOR

El poeta y científico Johann Wolfgang von Goethe sentó las bases de la psicología del color con su tratado Teoría del color. El padre del romanticismo alemán, rompiendo con las teorías ópticas de Newton, sostuvo que el color no depende únicamente de la materia sino también de la percepción. Los mecanismos de la visión y el cerebro se hallan pues involucrados. La subjetividad entra en juego.

EL COLOR EN LAS MARCAS

Nuestra percepción subjetiva de los colores es clave para entender la importancia que tienen estos para las marcas. Los colores influyen en la manera que tienen los consumidores de percibir una marca, por eso son una herramienta esencial de comunicación no verbal. La elección del color determina en gran medida la personalidad de una marca, la reacción de los usuarios. El color es fundamental para una marca puesto que puede ayudar a crear su identidad.

El color y el branding | Batllegroup

La elección del color o de los colores de una marca vendrá determinada por cierto sentido estético, pero también por cómo percibe el consumidor ese color o colores y con qué lo/s asocia. En cierto modo, la idoneidad del color tiene más peso que el propio color. El gran desafío es dar con los colores que reflejen la personalidad de la marca. Para ello, entender el contexto es primordial. Ni el verde es esperanza, ni el negro es elegancia, ni el rosa es para mujeres, ni el marrón es para el chocolate. Cada color puede ser percibido de diferentes maneras dependiendo de factores tan dispares como la luz, el estado de ánimo, el contexto sociocultural, la zona geográfica... La interpretación del color es subjetiva. ¿Se ajusta el amarillo con lo que vende la marca? ¿El rojo potencia los mensajes y las emociones que quiere transmitir la marca? Todo depende del contexto. Todo depende del branding.

EL COLOR COMO ACTIVO DE MARCA - BRAND ASSET

Diferenciación, relevancia, estima y conocimiento son las variables que determinan el estado de salud de una marca. Y el consumidor es el encargado de dictar sentencia. De los centenares de impactos publicitarios que recibe diariamente, solo acaba recordando unas pocas marcas. ¿Cuáles? Aquellas que reconoce de inmediato. Aquellas que identifica por una tipografía, por un sonido, por una forma… y por supuesto, por un color.

COLORES QUE MARCAN

El color es uno de los pilares de la identidad de marca. El color permite lograr la diferenciación respecto a la competencia. De hecho, la popularidad de algunas marcas se debe, en parte, al color con las que se las identifica. ¿Quién no conoce el lila Milka, el rojo Coca-Cola, el verde Activia o los cálidos colores de ColaCao? El consumidor los recuerda precisamente por su carácter diferencial. Porque, en un principio, el lila no se asocia con chocolate, ni el rojo con bebida refrescante, ni el amarillo con cacao en polvo, ni el verde con yogurt. Pero estas y muchas otras marcas, con su arriesgada elección cromática, han marcado tendencia, han dado la razón a Goethe: la percepción del color es subjetiva.

El color y el branding | Batllegroup

Milka

El color y el branding | Batllegroup

ColaCao

El color y el branding | Batllegroup

Activia

El color y el branding | Batllegroup

Coca-Cola

El color y el branding | Batllegroup

Heineken